¡ seguidores en twitter gratis

Luego, otro día estas en una cena con amigos de carne y hueso, y resulta que eres la única en esa cena ¡que no tiene Twitter! Y te sorprende que la mitad de los que allí lo tienen, no sabes para qué exactamente lo usan, pues nunca han “publicado” algo que aportara valor a quien lo leía… Mas  vas y te unes. Abres una cuenta sobre la marcha, pones una foto de perfil y a duras penas recuerdas la clave de acceso la próxima vez que vuelves a entrar, año y medio después, que es cuando decides utilizar tu Twitter con fines más profesionales y vas descubriendo cosas interesantes: las relaciones con tus clientes del servicio y proveeedores no son como en Facebook. Aquí no es bidireccional, ni debes pasar el mal trago de que alguien te rechace como “amigo” en el momento en que te has decidido a solicitarle que lo sea. Aquí decides tú. A quién sigo y a quién no, si me aporta su discurso o bien no, o bien si en un instante dado deja de interesarme y decido dejar de proseguirle. Tus seguidores y seguidos, son mucho más desinteresados y menos rencorosos que en otras redes sociales. Pero tal vez algo más serios y las relaciones menos “estivales” y más profesionales. O cuando menos es lo que he deducido yo.

 

La guerra por lograr más y más clientes del servicio que te sigan acaba de empezar: te “pican”, les desafías, te pones objetivos en cifras y también intentas alcanzarlos como sea; venga a publicar posts y venga a incluir hashtags para que lleguen a mucha más gente.

 

Eso es algo que tampoco funciona de esta manera en Fb, porque es la red del “cotilleo por excelencia”: te metes en ella sólo para ver las fotografías de tus amigos (a los que hace años que no ves y que en ocasiones viven a miles y miles de quilómetros), las de sus hijos, los vídeos de sus vacaciones esquiando estas Navidades. Cotilleo gratis, lo que os afirmaba. Me encantó una vez que leí en el “estado” de un amigo la próxima frase: “Si me lees en este momento, es pues has subsistido a la criba que acabo de hacer de ‘amigos’ en Facebook”. Y creo que por lo que me encantó fue ¡porque lo estaba leyendo! En Twitter no importa tanto si te dejan de proseguir o pierdes algún “cliente amigo”, a veces ni te enteras.

 

En Fb los amigos se reproducen de forma similar a como lo hacen en tu vida: amigos de siempre y en todo momento –colegio, universidad-, amigos de tus amigos, o de “quedadas” y citas que puedes programar ahí mismo e incluso contabilizar el número de invitados (lo cual tampoco te asegura que no se te llene el “chiringuito” cuando todos empiecen a venir acompañados), al paso que en Twitter, todo es más moderado y parece que te piensas un poco lo que haces antes de pulsar en “Seguir”.

 

Mas como todo en la vida, las relaciones comerciales en cualquier ambiente (virtual o bien real) pueden ser o bien no de calidad, resultan ser buenas o bien malas compañías y así es como funcionan en el momento en que te aproximas a ellas. Tú decides si te quedas a su lado o bien si te marchas por siempre.

 

Con lo que, si mi lista de seguidores en Twitter es grande o bien pequeña, relevante o insignificante, de campo profesional o bien más festiva, todo depende de mí, de lo de verdad que me lo tomo. ¿No será pues al final en Twitter, como en la vida misma, aquellos clientes con los que has construido relaciones que te hacen estar a gusto, compartes cosas en tu día tras día, sostienes el contacto con ellos siempre que puedes, deciden seguirte asimismo acá? Y entonces es cuando asimismo comienzan a comprender un tanto más a lo que te dedicas en tu vida personal, y es posible que hasta empiecen a tomarte más de verdad y no te vean sólo como la “organizadora de eventos comerciales” que siempre y en toda circunstancia has sido para ellos.

 

Con lo que, trabájate las relaciones profesionales con tus clientes del servicio, igual que harías si fueran relaciones personales. Por el hecho de que, en el poderoso e renovador mundo de las redes sociales, un cliente del servicio es un seguidor, un seguidor, una persona afín a ti y a tu forma de ser y trabajar, igual que un amigo lo es siempre y en todo momento, y te acompaña tanto en la vida real como en la vida digital y te “sigue” donde quiera que vayas

incremente sus Followers en soundcloud economicamente

De qué forma hacer un sorteo o concurso por Instagram

Una de las formas más habituales de entregar a conocer tu marca es organizando un concurso o bien un sorteo y la ventaja que ofrece Instagram frente a otras plataformas como Fb es que no tiene limitaciones de promoción lo que hace que sea una de las más elegidas en el momento de efectuar un concurso o sorteo.

 

Naturalmente, hay muchas formas distintas de hacer un concurso o sorteo y en función del objetivo que deseemos lograr elegiremos unos requisitos de participación u otros. En la mayor parte de los casos se señala que la persona que quiera participar debe continuar a la cuenta de Instagram que organiza el sorteo así como realizar alguna tarea adicional para asistir a su difusión. Aquí os dejamos las 4 ideas de los métodos más habituales:

 

– Lograr Me gusta: Este concurso consistiría en que para participar y ganar algo que se muestra en la imagen los seguidores van a deber dar me agrada a la publicación. De este modo lo que logramos es que nuestra publicación consiga muchos me gustas y también interactúes pudiendo llegar a aparecer en la página Descubre de Instagram que aparece al pinchar en el icono de la lupa. Además, al darle Me agrada también aparecerá entre las interacciones de nuestros contactos, consiguiendo llegar a más gente.

 

– Conseguir Comentarios: En un caso así el propósito sería afín al precedente solo que en vez de pinchar en el “Me agrada” lo que deben hacer los usuarios es dejar un comentario en la fotografía seleccionada. Otra estrategia muy común para llegar a más gente con este tipo de concurso o sorteo es la de solicitar como requisito que en el comentario etiqueten a 1, dos o 3 amigos.

 

– Compartir Publicaciones: Otra de las formas más usadas de aprovechar esta red social para entregar a conocer tu marca a través de un sorteo es realizar una fotografía del producto que se marcha a regalar, acompañándolo del logotipo de la marca y poner como requisito para todos los que deseen participar que deban compartir esa publicación en su propio perfil de Instagram con un hashtag concreto. De esta forma te garantizas que al regramear la imagen (de forma manual realizando una atrapa de pantalla o bien a través de aplicaciones como Repost), los contactos de esas personas también conocerán tu marca y en algunos casos hasta se van a animar a participar.

 

– Concurso Fotográfico: Este es entre los métodos más creativos y al mismo tiempo de los que más participaciones consiguen por parte de los seguidores. En un caso así lo que se indica es que, para ganar ciertos productos de la marca el usuario debe publicar una fotografía en su cuenta de Instagram en la que se vea ciertos productos, acompañándola de un hashtag concreto en la descripción de exactamente la misma. Además se puede elegir entre que sea el propio equipo de la marca quien elija al ganador del concurso o bien que sean los seguidores de exactamente la misma a través de sus me agradas.